Antonio de la Torre gana el Premio Feroz al mejor actor
enero 21, 2019
Antonio de la Torre logra (por fin) el Goya al mejor actor protagonista
enero 29, 2019

Los nominados Antonio de la Torre, Luis Zahera, Ana Wagener y Francisco Reyes, vistos por su director Rodrigo Sorogoyen

 
 

Cuando Isabel Peña y yo escribíamos El reino, fantaseábamos con los actores que finalmente encarnarían a los personajes de nuestra historia. Sabíamos que interpretar a personajes que vemos todos los días en el telediario, sin caer en la caricatura ni el cliché, no era tarea fácil.

Teníamos que encontrar a unos profesionales que tuvieran el suficiente carisma y talento como para interpretar a esos seres que todos tenemos en el imaginario colectivo de manera realista y creíble. Y nos esforzamos en conseguirlo.

Que el espectador entrase en la historia y no viera a personajes sino a personas era nuestro principal objetivo. Que los actores no hicieran “de malos”, solo por el hecho de que fueran a encarnar a posibles corruptos o a posibles imputados, a personas que la opinión pública tiene en el punto de mira, fue el mantra a seguir en el cásting y en los ensayos y rodaje.

Puedo decir finalmente que estoy totalmente satisfecho con la totalidad del elenco de la película y por fortuna la Academia ha decidido valorar concretamente a cuatro de ellos.

Antonio de la Torre. Trabajar con Antonio de la Torre significa estar a prueba constantemente. Estar alerta para no defraudarle, para que no te pille en un renuncio. Es una máquina de emociones a la que hay que seguirle el ritmo. Su talento no descansa.

He experimentado esa sensación en Que Dios nos perdone y sobretodo en El reino, donde está en todas y cada una de las escenas de la película.

He acabado exhausto y enamorado de este actor, compañero y amigo al que debo tanto y que si hace algo, sea lo que sea, lo hace de verdad, sin filtros, dando todo lo que tiene, agotándose cada jornada y volviendo al cien por cien a la jornada siguiente.

Antonio trabaja eligiendo una idea que le convenza (o nos convenza). Cuando llega a esa idea, ya sabe lo que tiene que hacer en el set. No se desviará de ella nunca.

Esa idea germina en él y crece dentro hasta que se apodera de su cuerpo y de su alma, y ya es el personaje.

En El reino, tuvo y tuvimos que vernos con muchas personas que pertenecen al mundo que queríamos retratar (políticos, periodistas, jueces y algún que otro imputado). De esos encuentros nació la idea que él buscaba (buscábamos) y de esa idea creció en él Manuel López Vidal, el personaje que, espero, le permita ganar su primer premio Goya a Mejor Actor Protagonista.

[…]

Fuente: Premios Goya

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *