Antonio de la Torre: «No podría ser político, me sacarían las veces que mangué en El Corte Inglés»
octubre 8, 2018
Antonio de la Torre desvela cómo fue su encuentro con José Mujica para preparar su personaje en ‘La noche de 12 años'
noviembre 26, 2018

La verdadera dimensión del género

El actor Antonio de la Torre defiende la necesidad de interpretar personajes verosímiles en el cine policiaco en la apertura de la primera edición de la Semana Negra de Punta Umbría.

Una de las claves del éxito de la serie The wire, considerada, por muchos, la mejor de todas cuantas se han hecho nunca para televisión, es que se trata de la realidad contada. Sin adornos ni media tintas. Su creador, David Simon, periodista y escritor, se valió de su experiencia en un periódico de Baltimore, de su contacto diario con policías de la brigada de homicidios para un libro que fue el germen de la serie, para construir personajes humanos en toda su dimensión, pertenecientes a un mundo real en el que no hay superhéroes ni villanos.

Antonio de la Torre, actor, antes periodista, no formó parte del elenco de The wirepero bien hubiera secundado a David Simon en esa concepción de buenos, no tan buenos, y de malos, realmente no tan malos. O sí. Cada uno en su lugar pero haciéndoles reconocibles por el común de los espectadores y de los lectores.

UN JUEZ DE VIGILANCIA PENITENCIARÍA RECONOCIÓ A SU PERSONAJE, RECLUSO, DE ‘AZULOSCUROCASINEGRO’

Hay un compromiso personal en De la Torre por la verosimilitud de sus personajes. Dice más claramente, a modo de máxima personal que intenta no olvidar, que la interpretación debe crear a una persona, no a un personaje. Y así fue que ayer tarde, en Punta Umbría, en la apertura de la Semana Negra de Cine y Novela, habló el actor malagueño de cómo se ha rodeado de policías, jueces o políticos, sobre todo en sus thriller, en esas películas de género en las que parece (dicen) haberse especializado, para las que siempre, sobre todo, defiende, debe aplicarse esa tarea de hacer creíbles los personajes, humanizarlos y convertirlos en alguien reconocible por sus semejantes.

Le preguntaba ayer el director de Canal Sur en Huelva, Rafael Adamuz, en ese diálogo abierto que mantuvieron en el hotel Barceló Beach Resort de Punta, sobre algunas de las películas que le llevaron a considerar su condición de actor por encima de la de periodista, que antes le daba de comer. Y Antonio de la Torre habló de Azuloscurocasinegro (Daniel Sánchez Arévalo, 2006), cuya interpretación de un convicto casi consideraba paródica hasta que supo de un juez de vigilancia penitenciaria que reconoció en ese personaje los reclusos que pasaban a diario ante él. Y se refirió a Grupo 7 (Alberto Rodríguez, 2012) y de cómo trató con policías de la Sevilla del 92 que le dieron argumentos para lucir riñonera.

Quizá se trataba de un detalle sin importancia pero tenía su conexión con la realidad, esa suerte de obsesión por la credibilidad por la que lleva a asesores a los rodajes; sea un sastre (que no un asesino en serie) para Caníbal (Manuel Martín Cuenca, 2013), o sea el presidente de la Fundación Española de la Tartamudez, para Que Dios nos perdone (Rodrigo Sorogoyen, 2016), en la que también se rodeó de algún inspector de policía laureado, como de mediáticos corruptos para la más reciente El Reino, del mismo director.

De la Torre recordaba también la miniserie Padre Coraje, «una película de cine negro», rodada en formato cine y punto de inflexión para los intérpretes andaluces en el cine español, su «eclosión en la ficción», más allá de los tópicos habituales. Pero la realidad prima por encima de todo, más en un género como el negro, en el que «la verosimilitud y la credibilidad son muy importantes», insistía ayer. Aunque, según él mismo parafraseó a su director en La noche de 12 años, el uruguayo Álvaro Brechner, «la realidad es un punto de vista». La cosa es humanizarla, con sus defectos y sus virtudes, su sencillez y su singularidad.

Seis días para una iniciativa con mucho recorrido

La Semana Negra de Cine y Novela de Punta Umbría comenzó ayer en su primera edición con un programa modesto pero interesante, con un amplio recorrido por delante, como apuesta que puede hacer de la localidad una cita ineludible en estas fechas los próximos años. Antonio de la Torre habló ayer de cine con una cercanía que sólo es posible en este tipo de encuentros. El miércoles lo hará un referente del periodismo de investigación en España, Fernando Rueda, especializado en servicios secretos, para conversar sobre William Martin y la Operación Mincemeat con los investigadores Jesús Copeiro y Enrique Nielsen. Y el sábado, un productor imprescindible en el cine andaluz, Gervasio Sánchez, responsable de algunos de los grandes thriller de los últimos años, en charla con el director de Huelva Información, Luis Pérez-Bustamante. Hasta el sábado, un programa de proyecciones, exposiciones y charlas con ánimo de perpetuarse, gracias al Ayuntamiento de Punta Umbría, a la Fundación Cepsa y a Barceló.

Fuente: Huelva Información 30/10/2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *